lunes, 31 de mayo de 2010

Florencia visita Sevilla

Los padres de mi novio visitan el próximo jueves a su hijo en esta, nuestra ciudad. No los llamo suegros porque me rechina la palabra, y además, porque, qué diablos, yo no estoy casada. Bueno, a lo que voy. El tema es que los precedentes que conozco de mamma italiana no son muy esperanzadores. Dicen de ellas que son posesivas, intransigentes y que tienen la cabeza dura como las piedras, sobre todo si se les toca el bambino. Claro que yo juego con ventaja, no mucha, no creáis, si no fuera porque Massimo tiene un gemelo-Luca-que llena un poco el vacío de su ausencia desde que vive, hace ya nueve meses, en España. Teniendo en cuenta que yo tengo una vena flamenca y la madre de mi novio piensa que algún amarrijo le he hecho yo al niño para que se quede aquí-con la caló que hace en Sevilla-, mal vamos.
Me pregunto ahora cómo fue la primera vez que visteis a vuestros suegros-los que estáis casados, claro-y cómo se afronta el momento en el que, por hache o por be, se mete la pata. Pongamos por ejemplo que estamos en un restaurante comiendo paella-qué propio, con lo poco que me gusta a mí lo valenciano- y a mí se me ocurre hacer una de las mías, como tomar prestados cojines o cualquier otro detalle para decorar el lugar... Vale, sé que eso no debo hacerlo. A lo mejor meto la pata intentando hablar italiano, y donde se pone una o pongo una a y al final termina aquello como el rosario de la aurora.
Me conformo con que la signora se vaya tranquila, porque su hijo está contento-o eso pienso yo-y el signore se coma a gusto a la paella. Eso y unos zapatos planos por si me toca salir corriendo, diciendo arrivederci. Menos mal que 48 horas se pasan corriendo y Florencia, por suerte, esta vez, queda un poquito lejos.
Feliz lunes a todos.

10 comentarios:

Rafa Parra Soler dijo...

Tú no te agobies, cuñadita mía. Relájate y sé tú misma. Eres un encanto, y eso han de notarlo los padres de Massimo. Además, ahí tienes a tu novio para defenderte en caso de situación tensa. De modo que no te preocupes y disfruta de la felicidad de Massimo por tener a su novia y a sus padres juntitos por primera vez (si no me equivoco) y en el marco incomparable de Sevilla, nuestra ciudad universal.

Ruben M. M. dijo...

Naturalidad, ante todo naturalidad...

Un saludo en mi primera visita a tu blog.

CaS dijo...

No mangues, no te peas, no te emborraches, no grites, no fumes mucho, no te pongas en sujetador en plena calle...por lo demás...
Mira, a mí mi suegro no me podía ni ver hasta el día que me conoció. Ese día me sentó a su lado en la mesa, nos empinamos una botella de lambrusco a medias y criticamos a Rafita -eso une mucho- así que...tú sé tú misma, y si no te quieren en que no pintan nada aquí.

María Rosa López dijo...

Las suegras son iguales en Italia, aquí o en la Conchinchina. Tú sé tú misma y si no le gustas se siente. No te esfuerces por agradarle porque por experiencia te digo que es más sencillo que te conozca tal y como eres, guardando las formas como ante cualquier persona que no sea tu amigo íntimo :)
Todo irá bien, ya verás.
TVB

Rafa Parra Soler dijo...

Bueno, bueno, muñequita... Eso de que mi padre no te podía ni ver es una enorme exageración. Lo que sí me parece cierto es eso de que criticarme une mucho;P

Massimo dijo...

Te aseguro que esta entrada que has hecho es sin lugara duda genial. Y no lo digo porque eres mi novia (que tambien) sino en honor a la que es la verdad.
Sin duda, como dices tu, 48 horas se pasan pronto y rapidas. Y sin dudas, como siempre decimos, nosotros no tenemos que vivir por suerte con nuestros padres, sino estar juntos tu y yo. Pero claro, entiendo tambien lo que quieres decir.
No te preocupes por eso, que no hay ninguna motivaciòn para que algo vaya menos que bien. Ademas tu le encantaras a mis padres, porque tal como eres no puedes que encantar a la gente (si esto es un juicio personal pero cierto).
Tranquila, veras, lo pasaremos bien....y al final mis padres (tambien por suerte) no estan aqui demasiados dias al ano ;)

TE QUIERO MUCHO VIDA MIA

Speranza dijo...

Muchas gracias a todos por vuestros consejos, que me serán de gran utilidad.
Rafa, gracias por los piropos y las palabras, siempre ;) Besos!
Rubén, bienvenido a mi blog, espero que pases otra vez por aquí.
Cas, me ha encantado tu comentario, quién me conoce mejor que tú... ;)
Ruseta, gracias también siempre por tu madurez, tu coherencia y tus ánimos. Ti Voglio bene, sai? ;)
Amor, si no les gusto no les queda otra, como dice Rosa, así que p'alante y ya veremos qué pasa. TQU!

em10 dijo...

Magnífica entrada, Spes. Lo del amarrijo es genial :D

¿Que debes ser natural? ¿Tú misma? Pero... ¿cuando no lo has sido? Muchos besos y a dejar el pabellón español y trianero bien alto.

Víctor dijo...

¿Y qué tal resultó la visita? Supongo que estupendamente, porque tú sabes desenvolverte de forma adecuada cuando la ocasión lo requiere ;)

Speranza dijo...

Ha ido de arte, criaturas!
Gracias por vuestros comentarios.
Prometo entrada con la sensación y el alivio que da ser una nuera "querida".

Besos a todos