domingo, 14 de noviembre de 2010

Y llegó Manuel...


Mi familia es una de esas familias donde el mando lo tienen las mujeres. Mi abuela, siendo niña, llegó de Córdoba montada en burro y se quedó en Sevilla, con sus tres hermanas. Ya apuntaba maneras mi genealogía femenina, porque mi madre fue la pequeña de otras cinco niñas nacidas todas en el barrio de Triana.

Bastantes años después mis padres me compraron ropita azul y nací yo. Imagino la cara de mi padre cuando vio a esta criaturita sin pelo, esmirriada y larguirucha, llorando y él diciendo "Ea, otra niña...". Tuve la suerte de ser la pequeña de tres hermanas y una de ellas me hizo tía hace ya casi 18 años. Esta vez vino a mi mundo de matriarcado una preciosa niña, de nombre Triana, que hizo las delicias de sus padres, abuelos y tías. Lo que yo no sabía es que el destino nos reservaba todavía otra fémina más, Nazaret, mi segunda sobrina, aficionada a la danza y a la Hello Kitty.

Hace unos meses otra de mis hermanas me daba una gran noticia y se rompieron los esquemas hasta para mi madre, la versión trianera de Bernarda Alba. Esperaba un niño que nació el pasado día 9 y que lleva el nombre de origen hebreo de mi padre, Manuel. La emoción ha sido tan intensa y la semana tan larga que apenas tengo palabras para el retoño que será el príncipe de mi familia de mujeres. Y no sé si mi sobrino traerá un pan u otra cosa debajo del brazo, lo que sí sé es que cuando lo miro siempre me acuerdo de lo que significa su nombre y Dios , esta vez, junto con el pequeño Manuel, sí que está con nosotros.

10 comentarios:

Massimo dijo...

Vida mia, sin duda alguna una entrada que merece la pena ser leìda :D No se quien es Bernarda Alba, pero si se que Manuel trajo mucha mas felicidad en la familia de lo que se podìa esperar.
Y sea como sea, en esta familia tan larga de mujeres, este nino es y seguirà siendo una preciosidad. Casi como su tia ;)

TQU

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Enhorabuena, tita Espe. Que lo disfrutéis y lo cuidéis.
Baci.

Teresa dijo...

Sabes que comparto tu alegría como si fuese la mía propia... Manuel, ¡qué bonito suena en vuestros labios escuchar otra vez ese nombre!

Te quiero, titaaaa!!

Santino dijo...

Por fin un niño!!, ¡ea! Parece mentira tantas mujeres en una familia :P

Las hojas del roble dijo...

Enrorabuena con corazón trianero

Anónimo dijo...

CAS:

Ya sabes que no soy nada religiosa y que en lo sobrenatural creo según el día, pero puede que este Manuel sea un regalo del otro, que quiere que su nombre siga siendo motivo de alegría. Y lo será, vaya si lo será.
Anoche me confesabas que ya casi se te había olvidado lo que significa un bebé. Pues un bebé en la familia es ALEGRÍA. Supondrá fotos, juguetes, paseos por el parque, hacerle de niñera, y ya verás en Navidad. Este año os pelearéis por cogerle en brazos. El año que viene por seguir sus pasos para que no se choque y por enseñarle a decir tu nombre. Más adelante te estudiarás el catálogo de Toys are us -en esa fase estoy yo- .
Max, ¿no sabes quién es B.Alba? Eso explica que te hayas mudado a Triana, cuñao...

ENHORABUENA!!!

em10 dijo...

Qué bonita entrada, tita Spes. Me vuelvo a alegrar, o me sigo alegrando, de la buena nueva y te mando besos.

Speranza dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios y besos y amor a repartir ;)

dando un giro dijo...

en este preciso momento comienzo a seguirte... encontré tanta sencillez en tus relatos que me atrapó...

Speranza dijo...

Muchas gracias, dando un giro. Ahora voy a mirar el tuyo ;)